La casa en el árbol de Peter Bahouth

Tengo una pequeña obsesión con este tipo de construcciones. La verdad es que no soy una persona demasiado campestre pero siento predilección por las casas en los árboles. Supongo que cierta influencia han ejercido películas y series donde éstas eran lugar de reunión, juegos y aventuras.

Peter Bahouth creció disfrutando de una sencilla construcción de tablones de madera en un árbol, donde jugaba, y desde la cual soñaba con tener algún día su propia casa en el árbol, cuando fuese mayor.

Este defensor del medio ambiente buscaba un refugio que contrarrestara con su actual vivienda, una casa de cristal, que se encuentra en este mismo emplazamiento. No olvidó el sueño de su infancia, que finalmente le inspiró para recrear ese lugar tan especial en este proyecto.

Es una casa en los árboles compuesta por tres zonas, situadas en tres árboles equidistantes. Cada una recibe un nombre “Mente”, “Cuerpo” y “Espíritu”, en función de los espacios que albergan. “Mente” es la primera, un lugar de estancia y reunión, que se conecta con la siguiente construcción a través de un puente colgante. Esta segunda pieza, “Cuerpo” es el dormitorio que incluye una plataforma donde se sitúa la cama, que se desliza hacia el exterior para disfrutar de las vistas y el contacto con los árboles. “Espíritu” es el último rincón de este conjunto, y el ubicado a mayor altura, una plataforma circular en torno a un árbol centenario. Sin duda, un lugar singular para poder ver la puesta de sol.

Están decoradas de una forma muy acogedora con muebles de aspecto rústico, encontrados principalmente en mercadillos, que se adaptan de acuerdo a la construcción del conjunto. Además, guirnaldas de pequeñas luces brillan en el interior de cada pieza, así como en los recorridos suspendidos entre cada una, enmarcando este rincón mágico entre los árboles.

En palabras de Barouth, las personas que lo visitan se encuentran fuera de ataduras. Hablan de cosas que no dirían en tierra, cuentan bromas que normalmente no harían. Es como estar fuera de cualquier ley, al igual que si estuvieses en aguas internacionales, una sensación de no estar bajo las normas, de libertad para todos.

(Información e imágenes vía My Modern Met y HGTV Gardens)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s